domingo, 4 de junio de 2017

Por los cerros de la Península – 7

Parque Nacional de Sierra Nevada: Cerro del Almirez. Fiñana (Almería)


Ruta lineal de ida y vuelta · Loma del Rosal (cota 1.672 m) – cortafuegos (hasta la cota 2.003 m) – Hoya de los Aceres y canuto del Arroyo de Lubeire – Cuerda de Sierra Nevada (cota 2.404 m) – Cerro del Almirez (2.514 m) – Loma del Rosal · Poco más de 8 kilómetros.

Canuto (a la izquierda) y Cerro del Almirez. Vertiente Norte.
Foto de Ignacio García Medina.
En la cuerda que separa las vertientes Norte y Sur de la Sierra Nevada almeriense, entre los términos municipales de Fiñana y de Láujar de Andarax, se encuentra el Cerro del Almirez; por detrás del Chullo, la segunda cumbre más elevada de la provincia de Almería. A mediados de abril sus laderas Norte nos permitieron pisar las últimas nieves de la temporada invernal.

La pista forestal de Fiñana sirve de límite entre el Parque Nacional y el Parque Natural. Desde la curva que cruza el cortafuegos de la Loma del Rosal, unos 750 metros más arriba del Cortijo del Rosal, comenzamos la aproximación al Aceral del Barranco de Ubeire. Por la falta de nieve, descartamos tomar el tramo del sendero Sulayr (GR-240) que conduce directamente a las fuentes de Lubeire. Así llegamos al aceral.

Cubiertos los dos kilómetros –fáciles aunque pesados– de cortafuegos, cambiamos de dirección hacia el SE para entrar en el canuto del Almirez, uno de los arroyos del Lubeire que originan el Río Nacimiento. La nieve estaba practicable aunque habría que progresar con precaución cerca de las paredes de pizarra y de los puentes de nieve.







A decir verdad, este callejón ofrece una ascensión segura. A la salida se abre hacia el SE para alcanzar la cuerda. Las cimas del Cerro del Almirez, que ya habían perdido la nieve, quedan a unos 500 metros a la derecha. Pocos minutos después de desprendernos de los crampones, los piolets y las mochilas, haríamos cumbre.




Curiosamente los barrancos que se hallan por debajo del pico en la vertiente Sur, el Horcajo y el Palomar,  junto con los del Cerro del Buitre (2.465 m), más al Este, forman el Río Andarax. Y digo curiosamente porque este se encontrará con el Río Nacimiento, su afluente, unos 40 Kms al Este en el término municipal de Terque, delimitando el Parque Natural de Sierra Nevada por su punto más oriental.

Visor Iberpix 4. Instituto Geográfico Nacional
Mirando al horizonte, resulta impensable que al NE de la confluencia de ambos ríos se extienda el Desierto de Tabernas. Lo que no extraña en absoluto es que, hacia el final de los corredores naturales que trazan con Sierra Nevada las sierras de Baza y de los Filabres, por el Norte, y las sierras Contraviesa y de Gádor, por el Sur, las aguas esquiven el desierto y corran hacia la Bahía de Almería.

Visor Iberpix 4. Instituto Geográfico Nacional
Otro día comentaremos la particular toponimia –astur-leonesa, gallega, mozárabe o de donde venga, porque esto da para largo– de estas sierras. A la vuelta, nos relajamos tanto que las conversaciones descendían con nosotros a temas mucho más inmediatos y mundanos. Llegamos casi a perder un balón de fútbol de una patada aventurera al borde del barranco del Arroyo del Rosal, ya junto al coche. Así es la vida, unas veces arriba y otras abajo.


Carlos, Ignacio y Antonio en la Loma del Rosal.
¡Saludos, camaradas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

acertado, entretenido, interesante, útil